Pronombres relativos

He preparado una lista de enlaces para que aprendáis y practiquéis los pronombres relativos en español. Si alguien conoce algún enlace más con ejercicios y respuestas, por favor, que me lo diga para que pueda incluirlo. Espero que os guste y que los aprovechéis.

Todo-claro.com:

Aprenderespanol:

Lingolía:

Auladiez:

Cervantesvirtual:

Robe.pntic.es:

Centro Virtual Cervantes:

Bowdoin:

Educarete:

UCSC.edu:

Síguenos en Facebook: https://www.facebook.com/Charlaenespanol

Anuncios

Guía de la comida mexicana

¿Has ido alguna vez a comer a un mexicano? ¿Tienes pensado ir pero no conoces la comida mexicana?

El País ha publicado una guía que puede sernos útil a los que no estamos muy al tanto del tema.

comida mexicana

Fuente: http://verne.elpais.com/verne/2015/02/26/articulo/1424946610_315113.html

__________________________________________________________________________

¿Ya nos sigues en Facebook?: https://www.facebook.com/Charlaenespanol

Hoy comemos en Madrid

Madrid tiene extraordinarios restaurantes internacionales y de renombre, pero, sin duda, lo que más destaca es la cocina castiza y popular. Además, de los callos y el cocido madrileño la cocina de la región es una síntesis de influencias castellanas y del resto de España.

Te presentamos algunos de los platos más suculentos que se pueden degustar en Madrid. Esperamos que os gusten:

Captura de tela 2014-10-16 às 09.33.28

El Besugo es muy tipico de la Cocina Madrileña, durante años formaba aprte de la comida de Navidad y además es habitual de los hogares madrileño

1.–Se corta el perejil picadito y se reserva.

2.–Se cortan las cebollas en juliana, los ajos se pican y se reservan.

3.–Se exprime el limón y se reserva el zumo.

4.–Se sala el besugo, se coloca en una besuguera, con aceite de oliva y un poco de agua, al horno precalentado a una potencia máxima, durante 5 minutos.

5.–Mientras tanto, se prepara en un bol una mezcla hecha con el zumo del limón, las cebollas picadas, los ajos picados, el perejil picado, la pimienta, el clavo, el vino, el pan rallado, 2 cucharadas soperas de aceite. Se mezcla todo bien.

6.–Se riega el besugo con esta mezcla y se deja asar 20 o 25 minutos más a 180º.

Captura de tela 2014-10-16 às 09.37.41

Es uno de los platos más emblemáticos de Madrid. Los pueden encontrar en casi todas las tabernas y bares como tapas.

1.– Se limpian los callos, morro y manita y se ponen a hervir en una olla con agua y vinagre, para limpiarlos bien a fondo.

2.– Mientras tanto, se limpian las verduras y se prepara un caldo con los ingredientes arriba señalados. Una vez ha hervido durante 1/2 a fuego máximo, se añaden los callos, morro y la manita y que hirvan durante un buen rato.

3.– Se corta la cebolla en juliana, los ajos en láminas, el jamón en taquitos, el tomate se ralla.

4.– Se prepara un sofrito en la cazuela donde va a hacer los callos, con la cebolla, los ajos, la hoja de laurel y la guindilla, a fuego lento y con aceite de oliva.

5.–Cuando ya estén pochaditos y empiecen a dorarse, se añade el pimentón dulce y antes de que se queme, se añade el tomate rallado y los tacos de jamón, hasta que el sofrito esté terminado.

6.–Luego se sacan los callos del caldo, se escurren los callos, morro y manita del caldo y lo añadimos a la cazuela con el sofrito: la mano de cordero partida, los callos o tripa y el morro a cuadritos, del tamaño del que suelen ser los callos.

7.– Luego se parten las morcillas y los chorizos en ruedas y se añaden también al guiso.

8.–Se dejan cocer a fuego lento durante 1 hora. Tienen que quedar muy blanditos, que se deshagan.

9.– Por último, se cogen las zanahorias, puerros y zanahorias del caldo y se pasan por el pasapurés, añadiéndolo al guiso, junto con un poco de caldo. Si durante la cocción hiciera falta más líquido, se va añadiendo caldo.

10.– Los garbanzos se pueden tener cocidos con antelación y añadir al guiso, cuando le falten 20 minutos, para que cueza todo junto.

Captura de tela 2014-10-16 às 09.39.18

Es una rica recetas de caracoles guisados, con una salsa picantona, típicos de la capital de España. Están riquísimos como aperitivo o entrante.

1.–Lo primero de todo es dejar a los caracoles en ayunas, durante varios días.

2.–Después, se ponen los caracoles en agua, sal y vinagre, para que acaben de soltar toda la baba.

3.–Se lavan varias veces, cambiándoles el agua.

4.–Se echan en una olla con agua fría, hasta que saquen los cuernos, cuando los saquen, irán asomando todo el cuerpo y en ese momento se sube el fuego al máximo y se cuecen durante un rato.

5.–Este agua se cambia otra vez se pone agua fría, pero ya con el fuego fuerte. En esa agua se ponen un atadillo de hierbas: de Tomillo, laurel, hinojo y una guindilla. Deben hervir 3 horas y a la mitad se le añade la sal.

6.–Se prepara el caldo de carne, con los ingredientes señalados, se cuela y se reserva un litro, para este plato.

7.–Se cortan las cebollas en juliana y los ajos en láminas finas.

8.–Se sofríen las cebollas y ajos en una sartén con aceite, con un poco de sal.

9.–Corte el jamón en taquitos y se ralla el tomate.

10.–Cuando la cebolla empiece a dorarse, se le añade el jamón, la guindilla y el pimentón. Se le da unas vueltas y antes de que se queme el pimentón, se añade el tomate y el comino.

11.–Luego, se le añaden los caracoles, mezclándolos bien con el sofrito.

12.–Se incorpora el caldo al sofrito y se deja cocer todo junto, a fuego lento durante 20 minutos. Se rectifica la sal si fuera necesario.

Captura de tela 2014-10-16 às 09.41.01

Este es el plato más típico del ambiente taurino. Todos los restaurantes y tascas que rodean la plaza de toros de Las Ventas, lo preparan. [Estos son los mejores restaurantes de Madrid donde comer rabo de toro]

1.–Se compra el rabo ya cortado en trozos. Se pone en adobo durante toda una noche con el vino tinto, las hierbas, las verduras (cebollas, zanahorias, puerros).

2.–Se prepara el caldo, con los ingredientes arriba indicados y según su tenga costumbre. Luego se cuela y se reserva œ litro, para este plato.

3.–Cuando vaya a empezar a cocinar, saque el rabo del adobo, séquelo con un paño de cocina, páselo por la harina y fríalo en una sartén con aceite de oliva.

4.–El rabo ya doradito se va poniendo en la cazuela, donde Vd va hacer el guiso.

6.–En el mismo aceite, se rehogan las verduras, que estaba en el adobo, a fuego lento y echándoles sal y un poco de pimienta.

7.–Cuando ya estén pochaditas, se añaden a la cazuela sobre el rabo, así como el vino, el vinagre, las hierbas, la nuez moscada, el clavo, los ajos pelados y enteros y un poco de caldo. El rabo debe quedar cubierto.

8.–Se deja cocer a fuego lento, durante 2 ò 3 horas. Se tiene que ir removiendo para que no se pegue. Si se va espesando, hay que ir añadiendo caldo. Se rectifica de sal y pimienta. El rabo tiene que quedar blandísimo, que se deshaga.

9.–Si le gusta la salsa fina, sin ver los trozos de las verduras, páselo por el chino y así le quedará la salsa uniforme. Hay gente, que prefieren encontrarse las verduras.

Captura de tela 2014-10-16 às 09.42.32

En la cocina navarra existe un plato llamado estofado de buey, que es practicamente igual, sólo que no lleva ni pimiento ni perejil, y la carne no está enharinada antes de freírla. En la cocina cántabra existe el mismo plato bajo el nombre de ternera con patatas, que se hace prácticamente más.

1.–Se corta la carne en dados grandes, como para hacer un estofado.

2.–Luego se cortan las cebollas en juliana y los ajos fileteados, pero no muy finos.

3.–Se salpimenta la carne, se pasa por harina y se hacen dorar en una cazuela, con aceite de oliva.

4.–Una vez dorados, en la misma cazuela se añaden las cebollas y los ajos, las hierbas, la pimienta, el vino blanco, el vinagre. Todo excepto las patatas y el pimiento.

5.–Se deja cocer todo junto, tapado y a fuego lento, durante 1’30 h.

6.–A la hora, se pelan las patatas en daditos y se fríen a parte.

7.–Los pimientos se lavan, se cortan a tiras y se fríen también.

8.–Cuando le quede poco para terminar, se añaden las patatas al estofado y los pimientos.

Captura de tela 2014-10-16 às 09.43.37

Una receta que está haciendo fortuna en muchos restaurantes de Madrid –es original de Casa Lucio– y que ya se puede ver en otros muchos sitios de España.

1.–Pelar las patatas y se cortan para freír.

2.–En una sartén se deja que se caliente el aceite para freír las patatas.

3.–Freír las patatas y sacarlas reservándolas.

4.–Freír los huevos. Inmediatamente se ponen los huevos sobre las patatas fritas.

5.– Revolver los huevos con las papatas. Es decir hay que «estrellar» los huevos con las patatas.

Captura de tela 2014-10-16 às 09.45.15

Receta extendida en toda España, aunque se señala por los expertos, que es una comida típica madrileña.

1.– En una olla se ponen a cocer los garbanzos (poner a remojo la víspera con agua tibia y sal).

2.– Cuando echen a hervir añadimos un poco de aceite, la zanahoria, una cebolla, una hoja de laurel, dos dientes de ajo y un poco de perejil. Cocer todo hasta que los garbanzos estén blandos.

3.– Ponemos a cocer las espinacas limpias en otra olla hasta que estén hechas. Las escurrimos y picamos y las añadimos a la cazuela donde están los garbanzos.

4.– Retiramos de la olla la cebolla, la zanahoria, y una cucharada de garbanzos y lo pasamos todo por un tamiz. El puré obtenido se añade de nuevo a la olla y se mezcla bien.

5.– En una sartén freímos un poco de cebolla picada fina, un ajo, un ramito de perejil picado, un poco de pimienta y el tomate. Cuando esté hecho el refrito se deslía en un poco de caldo del potaje y lo añadimos a la olla. Si es necesario corregimos el punto de sal.

Captura de tela 2014-10-16 às 09.46.37

1.–Se prepara el caldo de carne, con los ingredientes arriba mencionados, tal como Vd. tenga costumbre. Luego se cuela y se reserva 1 litro, para preparar este plato.

2.–Se cogen los ajos, se pelan y se cortan en láminas no demasiado finas.

3.–Se doran los ajos en una sartén con aceite de oliva. Se reservan.

4.–Se corta en pan en rebanadas finas.

5.–En el mismo aceite se fríen las rebanadas de pan, hasta que se doran y se reservan.

6.–En una cazuela se pone el pan frito, los ajos, el aceite, el pimentón y se le añade el caldo, preparado con antelación.

7.–Debe de hervir todo junto durante 10 minutos a fuego lento.

8.–Transcurrido ese tiempo se cascan los huevos, cada uno por separado. echándolos en la sopa.

9.–Se sube la potencia del fuego a potencia máxima y se van echando los huevos un por uno, a modo de huevos escalfados, en la sopa.

10.–Cuando los huevos estén cuajados, estará lista la sopa.

___________________________________________________________________________________________

Toda la información de este post ha sido extraída de:

Las mejores recetas de la cocina madrileña (ABC, 16/10/2014)

___________________________________________________________________________________________

 Síguenos en Facebookhttp://www.facebook.com/Charlaenespanol

Gente que come bien

Siguiendo la iniciativa de la profesora Laura, en nuestro grupo de A2 también hemos preparado comidas típicas del mundo hispano. Os cuento cómo ha sido: la profesora Laura nos invitó a mí y a mi grupo de A2 a degustar la comida que habían hecho ella y sus alumnos tras haber trabajando la unidad del Gente 1 “gente que come bien“. La comida estaba buenísima y los alumnos aprovecharon para practicar español contándonos la recetas de cada plato. Y lo hicieron genial. Pues bien, nosotros no podíamos dejar de retribuir el favor y decidimos que era nuestro turno de invitarlos. ¿Qué platos prepararíamos? Buscamos en internet recetas sencillas y nos organizamos. Como había varios alumnos que no podrían cocinar, unos traeríamos comida y otros otras cosas igual de importantes: vino, refrescos, servilletas, platos, vasos, cubiertos, etc. La organización quedó así:

Muestra de comida hispana

Paula: Revuelto de setas con gambas /Torrijas

Balta: tortillas y lata mejillones

Heleno: Calamares  a la romana

Julia: Patatas bravas picantes

Pedro: tapas con pan

Felipe: platos y vasos de plástico y servilletas

Marcelle: cubiertos de plástico y copas de plástico

Plinio y Jairo: vino, pisco y refrescos

Todo el mundo cumplió lo prometido y el lunes en clase pudimos disfrutar de una excelente merienda-cena. Ahí van algunas fotos:

Preparando la mesa

Toda la comida

Toda la comida 2

Toda la comida 3

Toda la comida 4

Revuelto y calamares

Toda la comida 5

Patatas bravas

Patatas bravas

Calamares a la romana

Calamares

Vino chileno y español y pisco chileno

Patatas bravas vino y pisco

… Y zumo de naranja

La bebida

… ¿Qué es una fiesta sin invitados? Los nuestros eran ilustres y muy simpáticos

Laura y alumnos 2

Laura y alumnos 3

Laura y alumnos

Los artífices de todo: 

Los alumnos

Mis alumnos 2

Mis alumnosComo he dicho, todo estaba muy bueno. ¡¡Enhorabuena, alumnos!!

Al final, como sobraba comida, se unieron a nosotros alumnos que salían de sus clases y profesores de otros grupos: Belén Posada, Rossana, Blanca, Belén G. Llamas…

Gracias a todos por participar!!!

Cenar a las tantas. Viajes de un inglés por las gastronomías de España

El País acaba de publicar con motivo del Día Mundial del Libro (23 de abril) varios reportajes interesantes. Entre ellos me ha interesado mucho el que publica el blog El viajero astuto: 25 libros que invitan a emprender el vuelo. El autor describe brevemente el contenido de 25 libros de viajes que parecen muy interesantes. Yo me he quedado con uno en concreto que me apetece mucho leer. Se titula Cenar a las tantas. Viajes de un inglés por las gastronomías de España (Paul Richardson. Edhasa) y, esto es lo que nos cuenta sobre él el autor del blog:

“A finales de los años ochenta, en Londres, la sola idea de un chef en España parecía extraña, si no un oxímoron. En la estela de la nouvelle cuisine, la creatividad en la cocina de restauración seguía siendo un terreno esencialmente francés, mientras que la cocina popular más valorada en aquella época era sin duda la italiana y la vanguardia gastronómica más activa se situaba en California. España, sencillamente, no existía”. El inglés Paul Richardson, periodista gastronómico residente en España desde hace dos décadas, justifica así el asombro, durante una feria de alimentación en Madrid, ante lo que entonces se empezaba a conocer como Nueva Cocina Española: “Aquel día de finales de primavera inundado de luz y de sol, había calidez y color en todo lo que vi y en todo lo que probé”. Un descubrimiento que habría de transformarse en pasión, y que arranca mucho antes, durante un verano InterRail en su época de estudiante y el descubrimiento de la exótica costumbre española de “cenar a las tantas”. “Para mí, acostumbrado al árido aislamiento de mi educación británica, fue toda una revelación. No tenía idea de que fuera posible pasarlo tan bien”.

Sin duda, una lectura estimulante. Al fin y al cabo, hoy se habla mucho de la dieta mediterránea y de sus bondades. Se conoce y se elogia la gastronomía española, pero no siempre fue así.

 ¿Cuál de estos libros te gustaría leer a ti?

Para saber más sobre el Día Mundial del Libro: 

El Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor  se celebra todos los años el 23 de Abril. El Día Internacional del Libro es una conmemoración celebrada a nivel internacional con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

El 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial, ya que ese día en el año 1616 fallecieron Cervantes, Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega.

Si quieres saber más sobre este día, pincha aquí.

Y también puedes  saber cómo se celebra en América este día.

_____________________________________________________________________________________________

Síguenos en Facebookhttp://www.facebook.com/Charlaenespanol

Gastronomía hispanoamericana en Río

Hoy en día en Río de Janeiro son cada vez más comunes los restaurantes y bares en los que podemos degustar platos de Perú, de México, de España, etc. Seguro que muchos conocéis alguno de estos lugares.

Os invito a todos a que me ayudéis a confeccionar una lista con los restaurantes de Río de Janeiro que sirven comida típica de algún país hispano. Podéis añadir el nombre de algún plato que sirvan ese lugar.

De Perú:

1.- Lima (Botafogo): http://www.limarestobar.com.br/

2.- Intihuasi (Flamengo): http://www.intihuasi.art.br/

De Chile y Perú:

1.- La Carioca Cevicheria (Jd. Botânico): http://www.lacarioca.com.br/

De México:

1.- Rota 66: http://www.restauranterota66.com.br/Rota66_home.aspx

2.- Guacamole (Jd. Botânico): http://rioshow.oglobo.globo.com/gastronomia/restaurantes/guacamole-2695.aspx

3.- Azteka (Ipanema): http://www.azteka-rio.com/

4.- Sí Señor (Leblon): http://www.sisenor.com.br/

5.- Puebla Café (Humaitá – Cobal): http://rioshow.oglobo.globo.com/gastronomia/restaurantes/puebla-cafe-1623.aspx

6.- Tacos e Wraps (Botafogo): http://www.tacosewraps.com.br/

7.- Mizu (Botafogo): http://www.restaurantemizu.com.br

De España:

1.- Entretapas (Botafogo): http://www.entretapas.com.br/

2.- Venga (Leblon e Ipanema): http://venga.com.br/

 

Muchas gracias por vuestra colaboración:

Paula Porto

Rachel Milito

 ________________________________________________________

Puedes seguirnos también en Facebookhttp://www.facebook.com/Charlaenespanol.

Gastronomía peruana

El periódico español El País publicó ayer en su blog Kilómetro Sur una entrada muy interesante sobre comida peruana. Espero que os resulte muy interesante.

No solo de cebiche vive el peruano….

Perú entre los dientes

Por: Jaled Abdelrahim

maíz perú

En lo que a países se refiere, hay modos de destilar el verbo entrar para todos los gustos. Por ejemplo están los que entran en crisis, que está muy de moda últimamente. Madrid, Nueva York, Roma… Ya casi no queda ni una gran capital que no haya sacado a lucir la suya por la pasarela. Por otro lado están los que entran en cosas positivas: los que entran en años de bonanza y dejan calles llenas de ladrillos, vías llenas de nuevos Audis A-plazos y bancos llenos de monedas; los que entran al mar porque así lo ha querido su geografía, o los que entran en mundiales de fútbol y luego no saben dónde meter tanta vuvucela. En fin…, mucho más de sí da el infinitivo, pero se alargaría demasiado esto. El caso es que Perú ya ha pasado a lo largo de su historia por casi todos esos accesos, y ahora este gigante americano ha descubierto que hay un lugar por donde sabe hacer mejor que cualquiera el ingreso. He aquí una nación que se recorre con el paladar, se perfila en manteles y se puede visitar con cubiertos. Perú, entra por la boca.

– Un cebiche, por favor-, me harto de decir a camarero tras camarero.

Los nacionales, que son más entendidos, discrepan entre ellos. Que si el mejor es el del restaurante El Marisco del Amor de Trujillo, que si yo te llevo a probar los de los locales de la región de La Libertad que están al borde de la Panamericana, que si mañana me dices cuando comas el del restaurante Cantarrana (en Barranco, Lima)…  Están a los que les gusta el de marisco, los que apuestan por el de camarón, los que se pirran por el de trucha y los clásicos de mero. Por polemizar, ni siquiera me han dejado resuelto el dilema de si se escribe con ‘b’, con ‘v’ o si debería ser una ‘s’ la primera letra del término. Pero a mí por darme igual, hasta me importa poco lo que piensen los demás comensales al verme sorber la salsa de limón del plato. ¿Para qué usar los morros hablando pudiendo estar dando bocados al este fenómeno en bandeja?

José Palacios, un trujillano con serias aspiraciones a maestro cebichero, me cede altruistamente su receta como obsequio para lectores de buena mano:

mujer perú

-¿Cómo para unas tres personas?, voy apuntado.

– Cortas un kilo de pescado blanco en cubos pequeños (no demasiado), los pones en un tazón con dos dientes de ajo picados y lo sazonas con sal y pimienta. Mucha, para mi gusto.
– Después exprimes unos ocho limones y viertes el jugo sobre el pescado, que lo bañe. Lo remueves con una cuchara de madera y lo dejas reposar al menos 15 o 20 minutos, que quede bien impregnado.
–  La cebolla, una entera, cortadita bien fina, la enjuagas y después de escurrirla la pones junto a la mezcla. A todo eso hay que echarle un poco más de sal, una gota de aceite, ají rocoto (pimiento picante), choclo (maíz), camote sancochado (batata cocida). Con que le añadas una hoja de lechuga para adornar, ya lo tienes hecho. Muy frío está más rico. Suerte con el intento.

Como yo soy torpe y prefiero ir de invitado, agradezco el consejo, pero lo mío es seguir gastándome los ahorros en ponerme morado. Además, no solo de cebiche vive el peruano. Por todo el país, en especial de la capital hacia el norte, no hay esquina donde no ofrezcan mesa profesionales o aficionados de esos cuyo don culinario poco tiene que envidiar al del mismísimo Gastón Acurio (a precio más dulce, por supuesto).

Anticuchos limeños a la parrilla a base de corazón de res, pimiento picante y vinagre; un ají de gallina con su leche, sus nueces y su queso todo mezclado; cau-cau de mondongo (intestino), papa, palillo y hierbabuena; un potaje de carapulcra (gallina o cerdo con patata y cacahuete), un lomito saltado para llenar la barriga o una parihuela(sopa) de mariscos y pescados. La orgía culinaria parece no tener freno ni hay jamás quien se arrepienta del deglutido pecado.

Receta más receta, el país se ganó el record Guiness a la mayor variedad y diversidad de platos típicos del mundo. En total son nada menos que 491. El palmarés lo corona un registro de más de dos mil sopas y 250 postres tradicionales por si a alguno le queda hueco. Inflarse a alfajores de azúcar, degustar panes de mil semillas, se brinda con pisco sour y no dejar de probar el autóctono chocolate amargo.

En Lima, donde habitan nueve millones de personas, lo que supone una tercera parte del total de habitantes del estado, la oferta gastronómica es insaciable, pero es que los demás departamentos tampoco se quedan mancos.

Que el mantel lo ponen en los altos andes del sur: “Por favor tráigamecarne de alpaca bien tierna, o una pachamanca, o por qué no un cuy(conejillo de indias) crocante y rellenito de huacatay (hierbas comestibles) ya troceado”. Para este último, en Tipón, un pueblito cerca de Cuzco, hay campesinas de lengua quechua y horno de piedra capaces de cocinar un milagro. Para la pachamanca, cualquier lugar es bueno: ver preparar una carne que se cuece enrollada en hierbas y enterrada en el suelo entre un montón de piedras incandescentes ya es de por sí un espectáculo.

juane 2

Pero no termina ahí la cosa en este país. Ponga que uno se despista y se pierde en la región amazónica. Le podrán picar los mosquitos, asediar los monos o quizás pierda los dedos de los pies atacado por pirañas, pero de hambre, ya verá que no muere. Seguro que allí un autóctono le prepara un juane, un manjar selvático envuelto en hoja de bijao (platanillo) que dentro esconde un plato de arroz (o yuca) con carne de gallina, huevo cocido, especias y aceitunas todo condimentado.

Encima me entero de que los grandes chefs de Perú y los pequeños agricultores de productos naturales han firmado una Alianza Cocinero-Campesino para que ni la producción se industrialice a perjuicios de los labriegos, ni los fogones de alta cocina hiervan alimentos que no sean 100% nacionales y sanos.

En definitiva, que me disculpen las demás naciones de este continente si en algo no están de acuerdo. Cada una tiene su lado bueno. Pero si es cierto eso de que a un hombre se le conquista por el estómago, Perú, sin duda, se queda con mi sí quiero.

_____________________________________________________________________

Puedes seguirnos también en Facebookhttp://www.facebook.com/Charlaenespanol